Publicado el

El calendario compacto para el escritor

Un Calendario Compacto es útil para todo aquél que tenga que planificar acciones a lo largo de todo un año y necesite de un solo vistazo saber qué días puede hacerlo y qué otras actividades tiene los días de alrededor.

No se trata de una agenda diaria, sino de disponer de un calendario con las actividades principales, comienzos y fines de tareas marcadas en el calendario de acuerdo a las necesidades de cada uno.

Aparte del calendario compacto, cada uno llevará una agenda o un bullet journal o lo que más le guste. La gracia de este calendario compacto es que cabe en una sola hoja (DIN A4) y que rápidamente podemos ver si nos estamos saturando de trabajo o tenemos hueco para irnos unos días de vacaciones… o lo que sea.

Este calendario consiste en una columna con todos los meses del año y a la derecha espacio libre para indicar los días y las actividades, eventos o hitos que queremos, de forma esquemática. Aunque parezca poco espacio, en realidad es suficiente para indicar las fechas importantes con sus tareas. Como digo no se trata de una agenda diaria, sino de una planificación anual o mensual general.

En esta versión que podéis descargaros lo ideal sería ir marcando por ejemplo los certámenes literarios a los que nos queremos presentar, las fechas autoimpuestas para comenzar actividades de corrección o revisión de alguna obra, o simplemente indicar los hitos que queremos que conformen nuestro año vital.

Puedes descargar aquí mismo el calendario compacto para el escritor 2018. Si lo quieres difundir lo puedes hacer libremente, enlazándolo tanto desde nuestros servidores como colgándolo en otro lugar.

Si crees que deberíamos añadir alguna fecha importante premarcada en este calendario compacto, o indicar el marcado de algún otro tipo de actividad no dudes en decírnoslo en los comentarios o por correo electrónico a agace () basicast.com

Publicado el

La meta del escritor

Hace unos días me preguntaba un amigo que qué tenía que hacer para entender el mundo online y posicionar su negocio en él. Mi respuesta inicial fue muy poco aclaratoria porque además le respondí con otra pregunta: ¿Qué objetivo quieres conseguir?

Todos los días le doy vueltas a qué podemos hacer mejor en Basicast para que sea útil para los escritores, que les sirva de verdad. Y la respuesta que me doy de vez en cuando a mí mismo es ¿cuál es el objetivo de un escritor? ¿cuál es la meta del escritor?

Hay un libro muy interesante sobre innovación en los negocios que está presentado a modo de novela alrededor de una fábrica que necesita mejorar su resultados o echará el cierre. Este libro es “La Meta”, de Eliyahu M. Goldratt. (enlace a CasadelLibro) [La Meta, enlace a Amazon] La idea que guía todo el libro es que todos los pasos que se dan en un negocio deben responder a “la meta” establecida, sea cual sea.

Este concepto es aplicable a cualquier cosa, no sólo a los negocios.  Así que para poder construir algo que sea útil a los escritores, necesito saber primero cuál es su meta. Aunque podría parecer lo contrario, no todos los escritores tienen la misma meta. Nos encontramos con varios tipos de escritores:

  • Escritores noveles que están escribiendo su primera o segunda novela cuyo objetivo es ver que sus libros tienen cierta aceptación entre el público sin mayores pretensiones.
  • Escritores a tiempo parcial que desean llegar al público más amplio posible pero que no se plantean estar en las librerías en formato físico (que es como se compran aún el 80% de los libros).
  • Jóvenes escritores que quieren dedicarse a escribir aunque no saben cómo lo van a lograr.
  • Escritores de nicho que viven de su trabajo de escritor (y alrededores).
  • Escritores populares que alguna vez entraron en las listas de los más vendidos en papel en las librerías y se han posicionado bien en el sector.
  • Escritores súper populares que todo lo que escriben se convierte en un best seller.

Seguro que me dejo algún tipo más, pero creo que aquí están representados la mayoría.

Así que la cuestión es si Basicast se quiere dirigir a todos ellos, sólo a una parte… Pero no estoy escribiendo este artículo para hablar de “mi libro”, sino para llegar a la conclusión de cuál es la meta del escritor.

En resumen creo que hay dos metas que tienen los escritores, la primera, o la primera y la segunda:

  • Ser leído por una gran cantidad de personas (los motivos de cada uno difieren).
  • Ganar el suficiente dinero como para vivir de la actividad de escribir.

Creo que habrá pocos que lo hagan simplemente por dinero, entre otras cosas porque hay muchas alternativas para lograr hacer dinero antes que escribiendo libros… pero esa es otra historia en la que no me voy a enredar.

¿Y la tuya, cuál es tu meta como escritor? Deja tu comentario o escríbeme a agace (arroba) basicast.com

Publicado el

Ruido blanco para escribir… o para dormir

El ruido blanco se define de forma coloquial como un ruido de fondo constante y monótono. Técnicamente es un ruido cuya señal contiene todas las frecuencias y todas ellas muestran la misma potencia. Es el mismo fenómeno que  ocurre con la luz blanca.

El primer pensamiento que nos puede llegar a la cabeza con respecto a un ruido de fondo monótono y constante es que es molesto, sin embargo, es justo todo lo contrario. El ruido blanco puede ayudar a dormir en personas con trastornos del sueño, aunque su utilización habitual es justo la contraria.

El ruido blanco como potenciador de la creatividad

Está demostrado que el ruido de fondo de una cafetería en una intensidad de 70dB (decibelios) potencia la creatividad. Más allá de la explicación científica, lo mostraré a través de un ejemplo práctico.

Si eres conductor de coche (o cualquier otro vehículo de de cuatro ruedas mayor tamaño), seguro que en algún momento has tenido que aguantar el “chiste” de apagar la radio para aparcar correctamente. Es una realidad que se aparca con mayor eficacia si apagamos la radio del coche. Esto es debido a que la zona del cerebro que procesa el sonido y la vista es la misma y si estamos procesando sonidos no podemos procesar a la vez con la misma precisión lo que ven nuestros ojos cuando calculamos la mejor forma de aparcar. [Nota mental: esto me recuerda la sinestesia (percepciones cruzadas entre sentidos, tema ideal para una novela), pero eso es otro tema que nada tiene que ver.]

La reacción al sonido es una cuestión de supervivencia. Si estamos aquí hoy es porque nuestros ancestros y nuestros precursores (primates) se ponían en guardia ante cualquier sonido que pudiera significar un peligro. Así que nuestro cerebro está preparado para “darse cuenta” o “fijarse” en todos los sonidos que nos llegan.

Ahora bien, si tenemos un ruido de fondo que no tiene significado para nosotros, como es el sonido blanco, nuestro cerebro puede “dejar de prestarle atención” a este área del cerebro y por tanto centrar la actividad en otras áreas como las responsables de la creatividad.

¿Suena bien esto verdad? Pues no es una explicación científica sino una forma en la que yo explico este tipo de cosas, así que nadie lo tome como una verdad ni como una explicación científica de lo que sucede en realidad en nuestro cerebro.

Lo que sí está demostrado es que ese sonido de cafetería dispara la creatividad, al menos en este estudio que enlazo.

El escritor necesita de la creatividad

En esto estaremos de acuerdo, cuestiones científicas aparte, luego parece que al escritor le viene bien escribir en una cafetería mejor que en una biblioteca.

Como en todo dependerá de cada persona, pero si hacemos una encuesta entre escritores, seguramente una buena parte utilizan algún tipo de música de fondo mientras trabajan.

Por hablar de mi caso concreto, normalmente durante el día prefiero el silencio casi absoluto para trabajar, pero por la noche, cuando los sentidos ya no están tan despejados, el sonido de fondo me permite concentrarme mejor y ser más efectivo.

Tras el estudio anterior de la cafetería me ha asaltado la duda de cómo saber cuánto son 70dB. Ya que a partir de 80-85dB se considera exceso de ruido, estamos hablando de un ruido moderadamente intenso.

¿Cómo podemos reproducir este ruido blanco para concentrarnos o ser más creativos?

Pues como con casi todo, hay muchas iniciativas que nos permiten disfrutar de un sonido de fondo para trabajar a gusto. Se trata de webs que en algunos casos incluso disponen de aplicaciones móviles para llevar con nosotros el ruido blanco allá donde vayamos. Los servicios que más me han gustado son estos:

  • Coffitivity: El más famoso de todos. Reproduce el sonido de una cafetería. En realidad no me gusta demasiado porque el ruido es de una cafetería extranjera, y no me resulta familiar, pero como es el más popular lo referencio.
  • Rainmood: Si te gusta el sonido de la lluvia este esta es una buena opción. Además lo puedes combinar con la música instrumental de algún artista.
  • Soundown: Este es el servicio más sofisticado en el que puedes elegir entre diez sonidos de fondo diferentes. Cafetería, lluvia, mar, fuego, pájaros, naturaleza nocturna, tren, fuente, ruido blanco y parque infantil.

 

 

Publicado el

Una alternativa al #NaNoWriMo

Llego tarde para hablar del #NaNoWriMo, pero como precisamente lo que planteo es una alternativa para los que finalmente no se apuntan al reto, bien está.

Yo no me apunto, sobre todo porque mis obligaciones actuales no me permiten dedicar el tiempo necesario para escribir la que sería mi primera novela. Tampoco creo que sea la mejor forma de encarar una primera novela.

Y ahí es dónde está la clave. Quiero plantear un reto alternativo para todos aquellos que quieren escribir una novela, tienen la idea más o menos definida, pero aún no se han puesto manos a la obra. Y se trata de su primera novela.

Comenzar a escribir a destajo probablemente no es la mejor opción con la primera novela. ¿Has preparado adecuadamente la escaleta, los personajes, las escenas? Si no has escrito una novela antes, probablemente te surgirán numerosas dudas con respecto a la forma de escribir, con relación a la trama, los personajes… y todo esto es necesario tenerlo muy claro si queremos cumplir con un reto como el NaNoWriMo.

Yo he escrito otro tipo de libros, de temas de formación para profesionales, y no tiene nada que ver. En una novela hay que idear una trama y unos personajes que deben ser sólidos a la vez que evolucionar… no voy a descubrir ahora los secretos de la novela. El caso es que la primera novela hay que escribirla sin la presión del tiempo que supone el NaNoWriMo, o al menos así lo creo.

De todas formas, sea tu primera novela o no, ¿no te ha dado tiempo de prepararlo todo para el NaNoWriMo? Perfecto, tu objetivo para este mes de noviembre puede ser hacer este trabajo previo a conciencia, sin demasiadas prisas, pero sin pausa. Que al finalizar el mes hay quien podrá decir que ha escrito 50.000 palabras, pero tú podrás decir que tienes tu novela (la primera o no) planificada al dedillo, de principio a fin, sin cabos sueltos, con toda la escaleta bien definida, con los personajes claros, con su origen, su personalidad, su evolución, sus cambios y sus metas.

Utiliza el mes de noviembre para planificar tu obra con detalle, y en enero, arranca a escribir tu nueva novela. Y que tu novela florezca en primavera, la corriges y maquetas, le das una portada, y la publicas para verano.

No está nada mal el plan. Como ves no he ido con prisas, pero sí marcando objetivos intermedios. Veo a diario en las redes sociales escritores noveles que no terminan de sacar adelante sus obras (novelas, cuentos o comics), y que no saben si ahora hacer esto o lo otro, si avanzar por una lado o por el contrario.

Lo que ocurre es que no se han marcado objetivos. Objetivos alcanzables, con sentido, con plazos. Por eso resultan tan interesantes los certámenes literarios, porque te marcan un objetivo a dos o tres meses vista. Sea cual sea tu actividad, aunque ahora hablamos de escribir, necesitamos una planificación con objetivos. No es suficiente con trabajar, es necesario cumplir las metas intermedias del trabajo, llegar a algún sitio, con un camino. Y después llegar a otro. Y esos sitios deben estar marcados en nuestro mapa, porque si no lo están, nunca llegaremos a ellos o andaremos dando tumbos.

¿Te pones en serio a planificar tu novela este mes de noviembre?

Publicado el

Copiad, copiad malditos… escritores

No estoy invitando al plagio, tranquilos. Hoy me quiero hacer eco de un artículo que escribió hace unas semanas Eduardo Norte (y no soy el primero que lo enlaza). Eduardo a su vez cita a Césasr Mallorquí como fuente de la recomendación que él nos hace:

“Roba y copia todo lo que veas que te resulta de interés de la narrativa de otros autores”

Lo primero que hago como veis es aplicarme el cuento. Eduardo utiliza la idea de César y yo me aprovecho de ella para escribir esta entrada. Parece que lo estamos haciendo bien.

El motivo real por el que he querido escribir esto es porque esa idea de “robar” o “copiar” en el buen sentido, es más o menos famosa en otro ámbito en el que profesionalmente me muev; los que habéis entrado en contacto directo conmigo sabéis quién soy y a qué me dedico además de liderar Basicast.com, esta locura de proyecto de promocionar a escritores.

Hay un inversor de capital riesgo (que pone dinero de un grupo de gente en empresas incipientes o jóvenes que necesitan de financiación en modo grosero, vamos, mucha pasta, para poder sacar adelante sus modelos de negocio), que es bastante conocida en el sector de la inversión en emprendedores de nuevos negocios digitales, y tiene una frase lapidaria que se ha hecho famosa: “copia, copiad como si no existiera infiero, y luego lo mejoráis”.

El artículo de Eduardo enseguida me recordó esta frase que suelo repetir para quedar bien… y pensé que era buena idea aplicarla, y aprovechar para insistir en aquello que dicen Stephen King o Pérez Reverte entre otros (también mencionado por Eduardo aunque no estoy seguro si con la misma consideración que yo), que un buen escritor debe leer mucho, de muchos géneros y muchas épocas.

Acabo de soltar dos frases larguísimas de difícil lectura diagonal. Justo lo que no se debe hacer en marketing de contenidos. Como ves no aplico todos los consejos que dan los sabios.

A lo que iba cuando decidí escribir sobre esto:

  • Que las ideas de otros escritores te sirvan para inspirar las tuyas propias.
  • Que las historias de otros escritores, cuando no te gustan los derroteros que toman, te sirvan para crear tu propia historias.

Creo que no sólo no es malo, sino que es una buena costumbre ver cómo los demás hacen las cosas y copiar aquellas que nos gustan y mejor hechas están. En el caso de la escritura, obviamente no vamos a plagiar ni a crear historias paralelas a las de otros autores. Sin embargo hay grandes autores noveles que se les da de maravilla crear historias basadas en personajes de otros autores. El resultado es muy interesante, y eso en realidad, es algo que siempre se ha hecho. Tomemos como ejemplo a drácula. ¿No hay infinitas historias diferentes sobre el famoso conde? El personaje no es propio de los escritores, pero sí sus historias.

Después de copiar tanto terminaré con una buena intención: promocionar tus libros de forma gratuita, tanto si eres autor novel como consagradoBasicast.com ha llegado para quedarse, o eso espero.

Publicado el

Nuevo servicio promocional para escritores: catálogo de muestras de libros

En Basicast evolucionamos rápido y nos adaptamos a las necesidades de nuestros usuarios. Por este motivo, desde que nos pusimos en marcha hemos variado nuestros servicios para ajustarnos a los requerimientos reales de nuestro público objetivo: los creativos.

Por el momento para nosotros uno de los principales segmentos de este grupo de creativos son los escritores. Pensando en los escritores hemos puesto en marcha el catálogo de muestras de libros.

Se trata de un catálogo de muestras gratuitas de libros, con el objetivo de incentivar la compra del libro. De esta manera los lectores pueden valorar adecuadamente si un libro es para ellos y les gusta, y por tanto comprarlo, reduciendo su incertidumbre y su riesgo al adquirir un libro que no saben muy bien si les gustará o no.

Este servicio de Basicast está ahora mismo en preparación para ser lanzado en breve con las primeras muestras de libros de los autores que ya están contactando con nosotros y enviando su obras.

Se trata de un servicio de promoción gratuito para el autor. El objetivo de Basicast es rentabilizar este catálogo a través de las ventas por afiliación a las plataformas de venta de libros digitales, la venda directa de las obras de los autores que lo deseen, y la prestación de servicios complementarios.

Basicast se encarga de todo sin ningún coste para el autor, incluso de preparar el archivo de muestra en formato pdf y epub. También realizaremos campañas promocionales en redes sociales, blogs y con Facebook Ads.

Si eres autor, no lo dudes, aprovecha este sistema de promoción formando parte del que será el primer catálogo digital de muestras de libros en español.

Puedes consultarnos todas tus dudas en soporte () basicast.com o utilizando el propio formulario de solicitud del servicio que está a continuación. ¡Te esperamos!

Publicado el

Cómo ser más productivo como escritor

No pretendo dar consejos a nadie, tan sólo voy a exponer algunas cosas que a mi me funcionan para ser más productivo. En realidad no se trata sólo de mejorar la productividad como escritores, sino en cualquier actividad o profesión que no contenga tareas repetitivas mecánicas o procedimientos determinados que hay que seguir.

Para todo lo demás, y sobre todo si trabajas por cuenta propia, estas sugerencias que presento de mi propia experiencia te pueden ayudar a ser más productivo.

Enfoco estas sugerencias especialmente para escritores, porque en la última semana en mi timeline de Twitter me he encontrado con unos cuantos hilos de WIP (Work In Progress), alguno de los cuales me ha llamado la atención por la aparente falta de orden o por la aparente dispersión del autor. Digo aparente porque en realidad no puedo saber si ese escritor tiene organizadas sus tareas de tal manera que es altamente productivo, pero la apariencia es que no siempre es así, y por eso me ha parecido interesante escribir este artículo.

Por tanto, mis sugerencias para ser más productivo como escritor son las siguientes, espero que te sirvan:

Sólo un proyecto prioritario

Si dijera que debemos tener tan sólo una tarea que hacer y que debemos enfocarnos en ella al cien por cien, probablemente no seguirías leyendo esto. Por un lado necesitamos tener entre manos varios proyectos a la vez, es algo inherente a la faceta creativa, pero por otro hay una certeza: el foco mejora los resultados.

Así que tenemos que ser capaces de compaginar ambas cosas, tener varios proyectos abiertos con focalizar. La forma de hacerlo es marcar como prioritario, como primero de todos, uno de los proyectos. Esto no significa que no le dediquemos tiempo a otros proyectos, en absoluto, pero sí que los días que tenemos más tiempo le dediquemos más tiempo al proyecto prioritario. Cuando tenemos un hueco inesperado, mejor dedicarlo al proyecto prioritario.

De esta manera conseguimos avanzar más deprisa en la consecución de ese proyecto prioritario, lo que probablemente nos dará una mayor satisfacción. Si no sabes cómo definir tu proyecto prioritario, una forma es hacer una lista con ellos y ordenándolos de forma que el primero sea el que debe salir a luz antes en el tiempo, independientemente de su extensión o de la cantidad de trabajo que lleve asociado.

Sí, parece que lo de ordenar los proyectos independientemente de la cantidad de trabajo asociado no es una buena idea, pero esto es como la discusión de qué se debe hacer antes, lo urgente o lo importante. Si ordenamos los proyectos en función de su importancia (asumo que no hay urgencias de ninguna editorial presionando, ojalá…), entonces es la importancia y no la cantidad de trabajo la que marca la pauta.

Segmentación de tareas

Cada proyecto tendrá una serie de tareas, que pueden ir encadenadas o solaparse según el momento. En primer lugar tendremos la tarea de definir una escaleta o un esquema de nuestra novela o libro, definir personajes o situaciones, localizaciones, etc. Hay quien necesita tener todo esto terminado en un primer borrador antes de ponerse a escribir soy de esos), o simultanear con la escritura.

Después vendrán las correcciones, reescrituras… de nuevo podemos simultanear tareas o encadenarlas. En cualquier caso, es bueno tener un programa de acción para dedicarle a cada tarea el tiempo proporcional que se merece o que necesita.

Cuando nos ponemos con una tarea determinada debemos intentar no meternos ni pensar en otra tarea diferente, de forma que nos concentremos de verdad en lo que estamos haciendo.

Independizar actividades

¿Qué significa esto? Nuestra mente necesita parar y cambiar de actividad cada poco tiempo para obtener el mejor rendimiento. Y aunque nos lo creamos, en realidad no somos multitarea. Está demostrado científicamente que la multitarea disminuye el rendimiento de las actividades que realizamos.

Así que cuando arrancamos una tarea hay que intentar desconectar del resto y no pensar en lo que nos queda por hacer de las otras tareas. Esto aplica también cuando estamos activos en redes sociales. Lo que quiero decir es que si estamos actualizando e interaccionando en Facebook, Instagram, Twitter… lo mejor es dedicarse a ello como si no tuviéramos otra cosa que hacer. Esto además facilitará que nos surjan nuevas ideas o soluciones a cuestiones que tenemos que resolver para nuestros relatos, situaciones de personajes, giros de tramas, etc.

Planificación semanal fija y no fija, planificación horaria

La planificación mejora la productividad en todos los ámbitos. Dependiendo de la cantidad de tiempo que cada uno pueda dedicar a la labor de escritor, podemos tener una planificación diaria, con segmentación de tramos horarios y actividades, o una planificación semanal con tareas prefijadas y otros “huecos” para ir planificando más sobre la marcha en función de la evolución de las tareas en curso.

Resumen

Esto es lo que a mí me funciona, lo que no quiere decir que lo cumpla como es debido… espero que te sirva de ayuda y ¡que tengas una productiva semana!