Copiad, copiad malditos… escritores

No estoy invitando al plagio, tranquilos. Hoy me quiero hacer eco de un artículo que escribió hace unas semanas Eduardo Norte (y no soy el primero que lo enlaza). Eduardo a su vez cita a Césasr Mallorquí como fuente de la recomendación que él nos hace:

“Roba y copia todo lo que veas que te resulta de interés de la narrativa de otros autores”

Lo primero que hago como veis es aplicarme el cuento. Eduardo utiliza la idea de César y yo me aprovecho de ella para escribir esta entrada. Parece que lo estamos haciendo bien.

El motivo real por el que he querido escribir esto es porque esa idea de “robar” o “copiar” en el buen sentido, es más o menos famosa en otro ámbito en el que profesionalmente me muev; los que habéis entrado en contacto directo conmigo sabéis quién soy y a qué me dedico además de liderar Basicast.com, esta locura de proyecto de promocionar a escritores.

Hay un inversor de capital riesgo (que pone dinero de un grupo de gente en empresas incipientes o jóvenes que necesitan de financiación en modo grosero, vamos, mucha pasta, para poder sacar adelante sus modelos de negocio), que es bastante conocida en el sector de la inversión en emprendedores de nuevos negocios digitales, y tiene una frase lapidaria que se ha hecho famosa: “copia, copiad como si no existiera infiero, y luego lo mejoráis”.

El artículo de Eduardo enseguida me recordó esta frase que suelo repetir para quedar bien… y pensé que era buena idea aplicarla, y aprovechar para insistir en aquello que dicen Stephen King o Pérez Reverte entre otros (también mencionado por Eduardo aunque no estoy seguro si con la misma consideración que yo), que un buen escritor debe leer mucho, de muchos géneros y muchas épocas.

Acabo de soltar dos frases larguísimas de difícil lectura diagonal. Justo lo que no se debe hacer en marketing de contenidos. Como ves no aplico todos los consejos que dan los sabios.

A lo que iba cuando decidí escribir sobre esto:

  • Que las ideas de otros escritores te sirvan para inspirar las tuyas propias.
  • Que las historias de otros escritores, cuando no te gustan los derroteros que toman, te sirvan para crear tu propia historias.

Creo que no sólo no es malo, sino que es una buena costumbre ver cómo los demás hacen las cosas y copiar aquellas que nos gustan y mejor hechas están. En el caso de la escritura, obviamente no vamos a plagiar ni a crear historias paralelas a las de otros autores. Sin embargo hay grandes autores noveles que se les da de maravilla crear historias basadas en personajes de otros autores. El resultado es muy interesante, y eso en realidad, es algo que siempre se ha hecho. Tomemos como ejemplo a drácula. ¿No hay infinitas historias diferentes sobre el famoso conde? El personaje no es propio de los escritores, pero sí sus historias.

Después de copiar tanto terminaré con una buena intención: promocionar tus libros de forma gratuita, tanto si eres autor novel como consagradoBasicast.com ha llegado para quedarse, o eso espero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *