El curioso incidente del perro a medianoche, de libro a obra de teatro

El autor británico Mark Haddon escribió este libro en el año 2003 y ganó varios premios de prestigio en su país. En España lo tenemos desde el año 2004 en la editorial Salamandra.

Tengo el libro guardado desde entonces en alguna caja. Reconozco que no lo tengo en la estantería, pero es que en mi biblioteca aparte de los libros de consulta, algunos clásicos y los libros de los últimos cinco años, no me caben más (sí, soy del papel). He regalado muchos de los libros leídos en años anteriores, pero El curioso incidente del perro a medianoche es uno de los que he guardado porque realmente me gustó mucho cuando lo leí.

Soy afortunado porque no me acuerdo nada bien de la trama ni del final lo que me permite volver a leerlo disfrutando lo mismo. Se trata de un libro orientado a un lector juvenil, pero que creo sinceramente que no hay edad para él. Por el trasfondo que transmite y las peculiares características de su protagonista merece que los que se hacen llamar adultos lo lean también.

El protagonista es un chaval autista, sin determinar el grado de afectación. No es una excusa para la novela, es una forma de narrar la historia a través de unos ojos diferente que provocan una empatía tremenda.

Por ese motivo creo que es un libro que debería leer no sólo un público juvenil al que queremos educar en la aceptación de la diversidad y de las personas que no son como nosotros, sino también por los adultos que no llegan a reparar en las dificultades de grupos de personas como en este caso que tienen una dificultad para relacionarse en sociedad pero no por eso dejan de ser tan valiosos como el resto de los mortales.

La historia es tan curiosa como que el chico, que es el narrador en primera persona, decide investigar el por qué de la muerte del perro de la vecina. Algo tan sencillo o tan complicado, se vuelve una novela policíaca en manos de este protagonista precisamente por las dificultades que tiene para entender a las personas en sociedad, y por su particular don para las matemáticas y la memoria fotográfica.

Al tratarse de un personaje juvenil, la novela policíaca es una novela tranquila y blanca apta para todos los públicos.

Hablo ahora de este libro El curioso incidente del perro a medianoche porque como he puesto en el título del artículo, me acabo de enterar de que está en escena en el teatro Marquina de Madrid hasta el 14 de octubre y me ha resultado de lo más interesante. Aunque no he visto la representación y me temo que me la voy a perder, puedo recomendar vívamente que el que pueda se pase por el teatro, y el que no, que aproveche la circunstancia y lea el libro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *