El origen de las Criaturas Fantásticas

Estamos habituados a convivir con numerosas criaturas fantásticas. Algunas de ellas son exclusivas del universo creado por un determinado autor, y sus fans conocen a la perfección su origen.

Muchos son los que fascinados por las descripciones que de las criaturas fantásticas se hacen en los libros se animan a dibujarlas. Incluso muchas han sido llevadas al cine, tomando forma corpórea para delicia (casi siempre) de sus entusiastas seguidores.

¿Estás seguro de que conoces el origen de las criaturas fantásticas con las que estás familiarizado? Muchas de ellas aparecen en numerosos libros, películas y series y los tratamos como seres habituales de nuestro universo fantástico. Sabríamos describir sus principales características físicas por tantas veces que los hemos visto representadas. Cuando leemos un nuevo libro de fantasía y aparece una criatura común del género ya no es necesario que el autor la describa porque tenemos su imagen completamente definida en nuestra mente. Sin embargo, estoy seguro de que en la mayoría de los casos desconocemos el origen real de estas criaturas fantásticas.

Veamos de dónde vienen las criaturas protagonistas de la ilustración “En lo más alto de la más alta viga”. Voy de izquierda a derecha.

  • Hobbit: Raza de seres bajitos, de pies grandes y peludos, con orejas algo puntiagudas y una cultura muy particular. Nacen de la imaginación del escritor J.R.R. Tolkien y son protagonistas de la trilogía El Señor de los Anillos, aunque además cuentan con su propio título cuya historia antecede a la de los anillos. Poco hay que comentar de Tolkien y su mundo fantástico que de una manera u otra todos conocemos.
  • Elfo: Provienen de la mitología nórdica y se trata de bellos hombres, longevos o incluso mortales, de rostros afilados y orejas puntiagudas, y de piel blanquecina. A partir de aquí, se les atribuyen honores y características de semi-dioses. Son una figura recurrente en muchas historias de fantasía, casi siempre asociada a personajes de alta valía y honorabilidad.
  • Hombre Lobo: Se trata de uno de los mitos más universales de la Humanidad. Según la geografía el hombre lobo puede ser hombre tigre u hombre hiena, por ejemplo. En definitiva se trata de hibridar al hombre con el animal más fiero que podemos encontrar en una determinada localización. Fiereza, fuerza, agresividad y pérdida del control emocional asociado a las personas son las características comunes de cualquier representación del hombre lobo.
  • Bruja: Otro personaje común en todas las culturas que tiene el sinónimo de “maléfica” en su origen etimológico del latín. La Edad Media las popularizó como mujeres que practicaban la magia negra o magia para hacer el mal y fueron perseguidas por el cristianismo en esa época (aunque hay mucha leyenda mezclada con la realidad que la literatura y sobre todo el cine se han encargado de potenciar).
  • Cíclope: Proveniente de la mitología griega se trata de un gigante con un solo ojo en el centro de la frente. Fuertes y brutos parece que se dedicaban a la artesanía o la construcción. Su inspiración podría estar en un clan de artesanos del hierro que tenían dibujado en la frente unos círculos concéntricos.
  • Enano: Los enanos como criaturas fantásticas aparecen en diferentes culturas con distintos significados. Ha prevalecido la figura de la persona de baja estatura vinculada a costumbres pegadas a la tierra. Tolkien popularizó su figura como grandes constructores y trabajadores de la roca así como de costumbres hoscas y esquivos.
  • Hada: Otro personaje de fantasía clásico presente en todo tipo de culturas. Casi siempre representadas como mujeres bellas, con frecuencia con alas, y casi siempre protectoras de la Naturaleza o protectoras de personas o de algo superior, y por supuesto con atributos y capacidades mágicas.
  • Ogro: Aparece junto a las hadas en numerosos cuentos y leyendas. Se trata de un humanoide gigantón y agresivo, generalmente con gusto por la carne humana. Su imagen negativa habitual fue transformada en el año 2001 por la famosa película de animación Shrek.
  • Sirena: Con torso de mujer y el resto del cuerpo de ave, a partir de la Edad Media pasan a tener cuerpo pisciforme. Son todo un clásico y aunque los cuentos las presentan como seres bondadosos no faltan las referencias a las sirenas como personajes duros, agresivos e incluso asesinos de hombres a los que encantan con su belleza y su voz.
  • Vampiresa: Los vampiros son los personajes más veces representados en el cine si no recuerdo mal, así que la variedad es tal entre el cine y la literatura que cada uno tiene su vampiro “favorito”.
  • Fauno: Divinidad en la mitología romana representada con torso humano y resto del cuerpo de cabra, además de cuernos en la cabeza. Como ocurre en muchas ocasiones, esta divinidad romana tiene su homólogo en la mitología griega. Según el cuento o leyenda pueden ser seres tímidos y bondadosos o seres temidos, pero casi siempre asociados al bosque.

Estas son tan sólo 11 criaturas fantásticas de las cientos que existen creadas por las tradiciones populares, las mitologías antiguas y los escritores de todas las épocas. Son las que están representadas en la ilustración que imita, con estos seres fantásticos, la famosa fotografía de los años 30 en un edificio en construcción en Nueva York.

¿Cuál es tu criatura fantástica preferida?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This