Impresión en gran formato, la utilidad de lo grande

La impresión de gran formato es una desconocida para la mayoría de la gente, y es normal, porque pocos son los que tienen una fachada que cubrir, o los que hacen publicidad en vallas a pie de calle que son las cosas con que la solemos asociar. Pero la impresión de gran formato es algo más.

Para que todos sepamos de lo que estamos hablando, podemos decir que se trata de todo aquello que podemos imprimir desde un tamaño de un metro cuadrado hasta el tamaño de cubrir la fachada de un edificio en obras.

Esto quiere decir que no sólo se utiliza la imprenta gran formato para publicidad directa, sino para rotular sedes de empresa, confeccionar muros educativos sobre un tema en ferias y congresos, para utilizar en fondos de photocalls, para crear imagen corporativa en los pasillos de la empresa, para ilustrar campañas de RSE (Responsabilidad Social Empresarial) a nivel interno… y para cualquier cosa que se nos ocurra que requiera impresión de gran tamaño.

Este tipo de publicidad a lo grande es realmente rentable como sistema de promoción offline siempre que esté alineada estratégicamente con los objetivos de la empresa. Si se trata de publicidad exterior, si nos fijamos un poco, las redes de tiendas minoristas, las telefónicas y los operadores de vídeo bajo demanda, perfumes y coches, son los sectores más representados en las vallas publicitarias de la calle o el metro (en Madrid). Y si lo hacen, y repiten, es porque les sale rentable.

Muchas empresas que se plantean acudir a ferias y congresos se olvidan de un cartel grande para su ubicación, o un buen fondo con sus productos y servicios. Después de la inversión realizada para acudir a este tipo de eventos, disponer de una buena imagen no cuesta tanto, y sobre todo genera un impacto realmente importante que marca la diferencia. El stand en la feria se ve, destaca frente a los stands de la competencia que parecen anónimos porque no incluyen imagen corporativa.

Y en cuanto al uso corporativo interno dentro en las instalaciones de una empresa, la comunicación con los empleados (y las visitas de clientes y proveedores) es fundamental; y una de las formas de comunicar es exponer de manera visual lo que se quiere transmitir y que esté disponible en todo momento para el personal de la empresa y las visitas, generando un impacto positivo continuado.

En la era digital, el mundo off-line cada vez tiene más valor, y las formas de comunicación y marketing más tradicionales siguen teniendo una gran fuerza para impactar y ser rentables para todo tipo de empresas, que deben tener presencia omnicanal, es decir, tanto en el mundo off-line como en el mundo on-line, que ya se pueden considerar como dos patas de un mismo mundo.

La impresión de gran formato es además una forma de diferenciarnos de la competencia, de destacar generando impacto de marca y recordatorio de marca.


Share This