Ruteando #5 Naturaleza: El oso polar, ¿en peligro de extinción o no?

Pódcast disponible en las principales apps. También está disponible en iVoox.

Popularmente utilizamos el concepto «en peligro de extinción» para cualquier especie animal o vegetal que está catalogada dentro de las especies de seres vivos que pueden llegar a desaparecer de la faz de la Tierra, independientemente de su grado de vulnerablidad o amenza.

Existe sin embargo una clasificación más o menos estandarizada que determina el grado de amenaza de desaparición de una especie.

El seguimiento de la evolución de las poblaciones del oso polar es muy interesante, porque es uno de los mayores ejemplos que se utilizan de manera recurrente cuando se habla de especies amenzadas por el Cambio Climático ahora llamado Calentamiento Global para ser más precisos.

Los datos no siempre apoyan este pronóstico de desaparición del oso polar por el Calentamiento Global. No, no soy un negacionista del Calentamiento. Lo que pretendo es mostrar los diferentes datos que existen, en este caso particular sobre el oso polar, para mostrar que las cosas no siempre son blancas o negras.

Veremos finalmente cuál es el estatus oficial reconocido para el oso polar y cada uno decidirá en su opinión si es el más adecuado. Yo voy a aportar los datos que he sido capaz de recabar, y cada uno sacará sus propias conclusiones.

Voy a utilizar datos, no estadísticas (aunque es posible que mencione algunas). Los datos son los que son, bien o mal tomados, pero son los que son. Su interpretación, que es la estadística, es la que puede acertar o equivocarse (si los datos no son buenos, el resultado estadístico no será bueno). Al igual que los modelos predictivos, que son modelos, y pueden acertar o equivocarse.

No voy a cuestionar afirmaciones particulares, que daré siempre por ciertas, voy a cuestionar afirmaciones generales a partir de datos particulares cuando haya otros datos particulares que contradicen los primeros.

Es por esto que es tan importante el sentido crítico, valorar los datos en su contexto y sacar cada uno sus propias conclusiones de aquello que es interpretable y no está determinado por datos irrefutables y generales.

Los grados de «en peligro de extinción»

Como decía, hay una clasificación aceptada internacionalmente para denominar los distintos estados de vulnerabilidad o amenaza de las especies animales y vegetales.

Se trata de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La clasificación es la siguiente:

Bajo riesgo:

  • Preocupación menor.
  • Casi amenzada.

Amenazada:

  • Vulnerable.
  • En peligro.
  • En peligro crítico.

Extinta:

  • Extinta en estado silvestre.
  • Extinta.

Coloquialmente cuando nos referimos a una especie «en peligro de extinción» suelen ser especies del apartado «Amenazada» sin diferenciar entre las distintas situaciones.

En la web de la UICN podemos leer sobre su trabajo y las especies vulnerables (inglés, francés y español). El catálogo de especies está solo en inglés.

Sobre el oso polar, de nombre científico Ursus maritimus, a fecha de hoy tiene el estatus de «vulnerable» dentro de la sección «amenazada». La última revisión de esta situación es de agosto de 2015.

La UICN a finales del 2015 actualizó la información sobre el oso polar, y determinó que la desaparición de los hielos (su habitat natural) supone la principal amenaza a su supervivencia a largo plazo.

La UICN nos dice más cosas sobre la situación del oso polar, y que nos ayudarán a entender algunas informaciones contradictorias que podemos encontrar y que comentaré después:

  • La tendencia actual de la población del oso polar se desconoce.
  • La población no está fragmentada ni sujeta a fluctuaciones extremas.
  • Existen 19 subpoblaciones identificadas.

Más datos sobre el oso polar

  • En febrero de 2017 confirman que dos poblaciones de osos polares de Canadá se mantienen estables.
  • En febrero de 2018 en la revista Science se asegura que los osos polares están pasando hambre en el Ártico.
  • En 2019 se publicó (pdf) un estudio realizado durante 2018 por la en la que se indica que las poblaciones de osos polares están en aumento a nivel global desde el año 2005.
  • Las autoridades canadienses confirman, incluso llegando a los tribunales, que las poblaciones de oso polar en ese país están en crecimiento.

¿Cuál es la situación del oso polar?

¿Está afectando el Calentamiento Global al oso polar? ¿Continúa amenazado el oso polar a nivel mundial?

Creo que la conclusión es fácil, aquí va mi reflexión. De las 19 poblaciones de oso polar identificadas a nivel mundial, unas crecen, otras están estables y otras decrecen. (El mapa de estos datos publicado por WWF no estaba disponible en el momento de elaborar este contenido).

Probablemente las poblaciones con más dificultades son las que se encuentran en los hielos del Ártico, que debido a los deshielos tienen más dificultades para alimentarse.

En cómputo global, el número de oso polares está creciendo, en particular por el crecimiento constatado de las poblaciones de Canadá.

La consideración de especia amenazada es una cuestión técnica que valoran los científicos de acuerdo a diversos parámetros que desconozco y sobre los que no tengo intención de opinar.

Lo que sí parece claro, es que poner de ejemplo al oso polar como especie en inminente peligro de extinción como paradigma de la afectación por el Cambio Climático y otras actividades humanas no es lo más adecuado en este momento. Afirmo esto de acuerdo a dos hechos objetivos:

  • La clasificación de la UICN no llega a peligro de extinción.
  • Las poblaciones de oso polar en cómputo global están creciendo.

A pesar de esto, parece razonable que la especie esté catalogada como vulnerable, y que seamos conscientes de que el Calentamiento Global perjudica a determinadas poblaciones del oso polar, en particular a las de los hielos del Ártico.